A partir del 21 de Abril, Google penalizará aquellas Webs o Comercios Electrónicos que no sean responsive, o lo que es lo mismo, que no adapten su diseño a teléfonos móviles, smartphones o tablets, en lo que es la primera vez que Google reconoce un factor que interviene en el posicionamiento SEO.

Esta penalización puede ocasionar que ciertos dominios desaparezcan de los resultados de búsqueda de Google, concretamente en aquellas búsquedas que se realicen desde dispositivos móviles, algo sumamente importante en nuestros días dado que un gran número de visitas de las Webs provienen de dispositivos móviles, tan comunes a día de hoy.

Para realizar la comprobación de que tu Web es apta para teléfonos móviles, Google ha puesto en marcha una herramienta que estudia tu página y de la cual se obtienen resultados, la cual puedes consultar aquí: https://www.google.com/webmasters/tools/mobile-friendly/