En los últimos años y meses, estamos asistiendo a una auténtica proliferación de navegadores web. Es evidente que la herramienta en sí constituye un atractivo y eficaz medio para que las compañías tecnológicas puedan hacer llegar sus productos y servicios a los consumidores, eso explica que Apple ofreca su navegador Safari de forma gratuita para Mac y para Windows; y que Google se esfuerce por consolidar Chrome para salvaguardar de esta forma la presencia de sus anuncios en la web. Por otro lado están las fundaciones y empresas que ofrecen el navegador como principal reclamo y promoción para el resto de sus programas y herramientas online, entre estas organizaciones podemos citar a Mozilla o a Opera Software. En resumen, se puede decir que el navegador es un elemento estratégico de primer orden. Y en medio de esta agitada atmósfera y aguas revueltas, vuelve Netscape. El nuevo Netscape será muy diferente a las opciones de las que disponemos hoy para navegar por Internet, asegura Marc Andreessen, el fundador de Netscape Comunnications. A principio de los 90 hubo una guerra tecnológica entre Internet Explorer (Microsoft) y Netscape (Netscape Comunnications) por el dominio de la navegación en la red. De dicho enfrentamiento, resultó vencedor Internet Explorer y Netscape pasó a un segundo plano. Marc Andreessen, en su retorno, no oculta y deja ver un cierto ánimo revanchista para con Microsoft por todo lo sucedido antaño. Además, asegura que vuelve ahora para revolucionar el mundo de los navegadores creando un nuevo modelo que intentará superar a todos los de la competencia. Poco se sabe de la aventura, pero se habla de que el nuevo Netscape dará prioridad a las redes sociales, principalmente a Facebook. La red social será la clave para potenciar y distribuir el nuevo navegador. No va a ser fácil ganarse una buena posición en el mercado en las actuales circunstancias, donde ni siquiera Firefox ha conseguido arrebatar más del 30 % de cuota total a Internet Explorer. Tampoco Chrome, del gigante Google, ha conseguido superar el 2 % de penetración. Aunque si Netscape regresa de la mano de Facebook, puede haber sorpresas… En cualquier caso, en los próximos meses veremos qué sucede. Obviamente, permaneceremos atentos.